Productos y Servicios PRODUCTOS Y SERVICIOS

¿Llegó el momento de repasar la privacidad móvil?

Si actualizaste tu teléfono Apple o Android a la última versión, iOS 14 y Android 11 respectivamente, es posible que hayas notado que vienen con mejores controles de privacidad.

Estas nuevas versiones permiten verificar y cambiar con mayor facilidad la información personal y las funciones del teléfono a las que pueden acceder las aplicaciones.

Entonces, ¿qué te parece aprovechar esta oportunidad para repasar la privacidad de tus teléfonos personales y del trabajo?

Incluso si estás utilizando versiones anteriores del sistema operativo, ¡o no tienes un teléfono inteligente!, aún vale la pena tomarse unos minutos para verificar la configuración de privacidad y asegurarse de que está donde quieres que esté.

Antes de empezar

Si tienes muchas aplicaciones instaladas, no te preocupes: puedes verificar algunos de los permisos más importantes para todas ellas de una sola vez.

Alternativamente, concéntrate en las aplicaciones que usas más. (Si olvidaste revisar las aplicaciones antiguas, Android 11 restablecerá todos los permisos “sensibles” automáticamente si una aplicación no se usa durante algunos meses).

Ten cuidado con las aplicaciones que solicitan acceso a funciones o información que claramente no necesitan, por ejemplo, una calculadora que insiste en usar la cámara y conocer tu ubicación.

Si tienes alguna aplicación como esa, deberías preguntarte: “¿Quiero realmente esta aplicación en mi teléfono?”

Podría ser una aplicación abiertamente maliciosa o un adware demasiado agresivo que busca recopilar tanta información como sea posible para monetizarla a través de un agente de datos.

En caso de duda, no te molestes en intentar ajustar su configuración de privacidad, ¡deshazte de ella!

Los cinco principales puntos a verificar

En iOS 14, puedes administrar todas las configuraciones de privacidad a través de Ajustes > Privacidad.

En Android 11, la ubicación de la sección Privacidad varía de un dispositivo a otro, por lo que es posible que debas buscar las páginas de configuración.

Sin embargo, la página del administrador de permisos de Android permite ver todos los permisos de las aplicaciones en un único lugar.

Izquierda. Pantalla de privacidad de iOS 14. Derecha. Página del administrador de permisos de Android 11.

1. Servicios de ubicación

Este es uno de los permisos más importantes para verificar y tanto iOS como Android ofrecen una opción de bloqueo centralizada con un solo clic que cubre todas las aplicaciones.

También han hecho que sea más fácil descubrir qué aplicaciones tienen permiso para saber dónde te encuentras, es posible que te sorprenda ver cuántas aplicaciones solicitan este permiso de forma predeterminada.

En iOS 14 y Android 11, puedes ver qué aplicaciones tienen acceso a los servicios de ubicación en una sola lista.

Las opciones varían ligeramente en su redacción, pero ambas ofrecen tres opciones para cada aplicación: permitir siempre, nunca y solo mientras la aplicación está en uso.

Izquierda. Pantalla de servicios de ubicación de iOS 14. Derecha. Página de ubicación de Android 11.

Con iOS 14, ahora aparecen pequeñas flechas junto a una aplicación en la lista o en la pantalla de inicio cuando la aplicación está en uso para informarte si esa aplicación esta accediendo o ha accedido a un servicio de ubicación.

Este es un indicador adicional útil para recordarte los permisos que has concedido.

2. Seguimiento

Con seguimiento no nos referimos a monitorear tu ubicación física, como en el punto anterior, sino a realizar un seguimiento de lo que haces y de dónde te conectas mientras usas tu teléfono.

El seguimiento es una nueva función disponible en iOS 14 (pero no en Android 11): es una configuración centralizada que permite bloquear de forma masiva las aplicaciones para que no soliciten permisos para rastrearte en línea.

La información de seguimiento es oro para los anunciantes que quieren saber qué aplicaciones y sitios web visitas antes y después de usar su aplicación para aprender más sobre ti y orientar mejor su publicidad.

Si deseas guardar esa información para ti, desactiva el seguimiento (aunque ten en cuenta que las aplicaciones pueden intentar rastrearte incluso si dices que no).

Pantalla de seguimiento de iOS 14. (Sin equivalente de Android 11).

3. Cámara

El acceso a la cámara brinda a las aplicaciones una visión profundamente personal de tu mundo físico y digital.

Las imágenes también pueden revelar información adicional sobre ti, por ejemplo, cuándo y dónde se tomó una foto.

Si bien iOS 14 adopta un enfoque binario de permitir / bloquear, Android 11 es un poco más flexible con permitir todo el tiempo y permitir solo mientras la aplicación está en uso, así como también bloquear todo el tiempo.

En los dispositivos Apple actualizados, un punto verde en la pantalla de inicio avisará si una aplicación está accediendo a la cámara.

Izquierda. Pantalla de cámara iOS 14. Derecha. Configuración de la cámara de Android 11.

4. Micrófono

Al igual que la función de la cámara, esta es una verificación fundamental para la privacidad física y digital.

No deseas que terceros capten el sonido y las conversaciones sin tu conocimiento y aprobación.

Verifica las aplicaciones y desactiva el micrófono donde una aplicación no necesita acceder.

Afortunadamente, los dispositivos Apple muestran un punto de advertencia ámbar junto al indicador de batería en la parte superior de la pantalla de inicio cada vez que una aplicación está usando el micrófono.

microfono
Punto de advertencia ámbar de iOS 14 en la pantalla de inicio cuando el micrófono está en uso. (El icono del puntero también muestra que la ubicación está activada).

5. Bluetooth

Bluetooth puede ser muy útil, pero es posible que no desees tener la conectividad Bluetooth activada para todas las aplicaciones todo el tiempo.

Si usas iOS 14, también vale la pena verificar la configuración de acceso para redes locales.

Si tienes la función de red local habilitada para una aplicación, puede conectarse a otros dispositivos de la LAN, como ordenadores portátiles de otras personas o una impresora en la cafetería, que puede que no sea lo que quieres.

Pantalla de red local de iOS 14. (Sin equivalente de Android 11).

Resumen

Proteger la privacidad de tu dispositivo móvil no se trata de desconectar todo; obviamente, algunas aplicaciones necesitan acceso a ciertas funciones, incluida la ubicación, la cámara o el micrófono, para funcionar según lo previsto.

Una aplicación de mapas no puede mostrarte cómo regresar a tu hotel desde donde te encuentres sin conocer tu ubicación, por ejemplo; y no puedes usar una aplicación de mensajería para transmitir secuencias de video sin darle acceso a la cámara.

La privacidad móvil consiste en comprender qué aplicaciones tienen acceso a información o funciones que no necesitan y eliminar esos permisos.

Esto te ayudará a proteger mejor tu información personal y a defenderte de las ciberamenazas que abusan de aplicaciones de apariencia legítima para recopilar información personal.

Con el tiempo, probablemente olvidarás qué permisos has otorgado a qué aplicaciones, o simplemente puedes cambiar de opinión sobre lo que deseas que una aplicación sepa sobre ti, por lo que vale la pena hacer una verificación rápida del estado de la privacidad móvil regularmente.

¡Incluso puedes configurar una alerta en tu teléfono para recordártelo!

Dejar un comentario

Your email address will not be published.