Productos y Servicios PRODUCTOS Y SERVICIOS

Los coches nuevos deberán tener certificado de ciberseguridad a partir de 2022

La ciberseguridad no es algo exclusivo de los servidores, ordenadores, móviles y tabletas. Dispositivos en los que poco a poco nos vamos concienciando de la importancia de mantenerlos a salvo de los ciberdelincuentes.

Con la llegada del Internet de las Cosas, empezamos a centrar nuestros esfuerzos en ciberseguridad, por ejemplo, en objetos tan extraños como planchas, o si somos padres, en los juguetes conectados a Internet de nuestros hijos.

Sin embargo, hasta ahora los grandes olvidados eran los coches, que cada vez incorporan nuevas tecnologías que van desde el coche autónomo a coches conectados a Internet, encendido sin necesidad de llave, sincronización con los dispositivos electrónicos del dueño, etc. En este blog ya hemos alertado en varias ocasiones sobre el tema por ejemplo cuando informamos que se había hackeado un Tesla S en movimiento a 19 km de distancia o cuando avisábamos de que los BMW podían necesitar un parche de seguridad.

Pero no solo éramos nosotros los preocupados por la ciberseguridad de los coches. Los departamentos de transportes de EEUU y el Reino Unido publicaron guías diseñadas para marcar las primeras directrices a los fabricantes de coches en este tema.

Ahora es la Unión Europea quien ha propuesto en su nuevo Reglamento europeo de Seguridad de los Vehículos que entrará en vigor en 2022 donde propone que los coches que no tengan certificado de ciberseguridad no se podrán vender en Europa a partir de 2022. Para tomar esta decisión han tenido en cuenta que:

La conectividad y la automatización de los vehículos aumentan la posibilidad de acceso remoto no autorizado a los datos del vehículo y de modificación ilegal de software por vía inalámbrica.

Además:

Las modificaciones de software pueden cambiar de forma significativa las funciones del vehículo. Se deben establecer normas y requisitos técnicos armonizados para las modificaciones de software en consonancia con los procedimientos de homologación de tipo.

No podemos olvidar que, según el RACE, en España se roban cada día una media de 120 coches, más de 42.000 al año, ni que un delincuente tarda en robar un coche de alta gama 29 segundos. Pero no solo es el peligro del robo del automóvil el que se pretende erradicar con este nuevo reglamento, sino la posibilidad de que un ciberdelincuente hackee el vehículo y así manipular a distancia el ABS, los frenos, la dirección, etc.

Esperamos que a partir de ahora la ciberseguridad del coche sea uno de los parámetros a tener en cuenta a la hora de comprar un coche.La empresa española Eurocybcar,  especializada en test de ciberseguridad para coches, va un paso más allá y argumenta:

Los ciberataques y el potencial peligro que entrañan para la seguridad de los automovilistas no son un problema del futuro, sino del presente. Esta amenaza no afecta sólo a los coches autónomos, sino a cualquier vehículo que incorpore un mínimo de tecnología (Bluetooth, sistemas de alerta, airbags, ABS, llave con mando a distancia, etc.).

 

Dejar un comentario

Your email address will not be published.