Rusia prohibirá la venta de dispositivos que no incorporen software ruso

ActualidadSmartphonesRusia

La campaña del gobierno ruso para controlar cómo sus ciudadanos usan Internet parece estar cobrando fuerza.

A principios de este mes, el país aprobó una nueva y controvertida ley de “internet soberano” que requiere que los ISP del país establezcan una inspección profunda de todos los paquetes del tráfico de internet y se preparen para la imposición de un Sistema de Nombres de Dominio (DNS) distinto bajo el control del Gobierno.

La semana pasada, el Parlamento del país aprobó lo que podría ser una vuelta de tuerca aún más significativa: a partir de julio de 2020, todos los dispositivos informáticos vendidos en Rusia deberán incorporar lo que se describe libremente como “software ruso”.

Según la BBC, el coautor del proyecto de ley y diputado Oleg Nikolaev explicó que:

[La gente] podría pensar que no hay alternativas nacionales disponibles. Y si, junto con las aplicaciones preinstaladas, también ofreceremos las rusas a los usuarios, que entonces tendrán derecho a elegir.

… y también “proporcionará a las empresas nacionales mecanismos legales para promover sus programas para los usuarios rusos”, según una traducción del comunicado de prensa.

La ley cubre todos los dispositivos, incluidos los móviles, los ordenadores de sobremesa y portátiles y los televisores inteligentes que hoy incorporan versiones en ruso de las mismas aplicaciones utilizadas en otras partes del mundo.

Según las fuentes, en el futuro estas aplicaciones se unirán a nuevas y misteriosas aprobadas por el gobierno ruso. Estas probablemente incluirán un navegador, un motor de búsqueda, una aplicación de mensajería y posiblemente otras que aún no se han especificado.

El punto de vista de Apple

Esto no ha gustado a las empresas tecnológicas no rusas que fabrican los dispositivos y el software que se venden en el país.

El ejemplo obvio es Apple, que presuntamente presionó contra una ley que rompe una suposición básica de su plataforma que todo el software central proviene del propio Apple.

No está claro si será posible desinstalar las aplicaciones rusas, pero la implicación de las leyes, que aún deben ser aprobadas por la Cámara Alta de la legislatura y el propio presidente Putin, es que serán parte de la imagen de la fábrica.

Sobre esa base, es posible que Apple retire sus productos del mercado ruso. Es poco probable que Android tenga los mismos problemas a pesar de la infelicidad de Samsung y Huawei, aunque es remotamente posible que Microsoft pueda criticar a Rusia imponiendo tales aplicaciones a los usuarios de Windows.

No es sorprendente que algunos usuarios de Internet rusos también sospechen, ya que creen que las aplicaciones rusas serán simplemente herramientas de la vigilancia del gobierno.

Los proponentes del proyecto de ley han afirmado que los rusos merecen alternativas locales a las aplicaciones no rusas. El problema obvio con este argumento es que ya tienen acceso a tales cosas pero, presumiblemente, eligen no usarlas.

Sin embargo, estas aplicaciones son discrecionales y no se ejecutan con los privilegios de root que parece probable que tengan las alternativas preinstaladas aprobadas por el gobierno.

Multas insignificantes

Irónicamente, si hay una grieta en la ley, es una amenaza para los fabricantes de dispositivos que no cumplan. Una vez más, según los informes rusos, serán 200.000 rublos, lo que representa poco más de 3.000 $.

Suponiendo que esta es una multa total y no por dispositivo que infringe la ley final, es una suma insignificante que un gran fabricante de teléfonos o dispositivos debe pagar para distribuir su propia imagen de software en sus dispositivos. Sin embargo, los delincuentes reincidentes aparentemente se enfrentarán a una prohibición.

Todo esto plantea muchas preguntas prácticas sobre el funcionamiento interno de la propuesta. Los consumidores rusos podrían sobrevivir perdiendo Apple, pero perder a todos los grandes fabricantes de teléfonos sería un gran golpe.

Tampoco está claro cómo se cargaría el software ruso, quién lo aprobaría y qué podría pasar si un gran fabricante de dispositivos decidiera que la aplicación estaba haciendo algo que no debería, por ejemplo, llevar a cabo la vigilancia.

Al igual que con los planes de Rusia de establecer un sistema paralelo de DNS ‘Runet’ para monitorear los sitios web que visitan los rusos, los legisladores y políticos podrían simplemente no comprender lo difícil que puede ser controlar a esa bestia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.