La criptominería consumirá más energía que los hogares de Islandia

Actualidadcriptomoneda

En lo que concierne a los mineros de Bitcoin, Islandia comienza a ser el mejor sitio para llevar sus negocios.

Situada en el límite de Círculo Ártico, los centros de procesamiento de datos se nutren de una gran cantidad de energía renovable y barata y además  el clima frío ayuda con la refrigeración.

Según la BBC, la minería de Bitcoin está creciendo con tal rapidez que los 840 giga vatios hora que la industria predice que consumirá en 2018 será superior a las necesidades domesticas del conjunto de la población de ese país.

Esto parece una locura, pero tenemos que tener en cuenta que la población de Islandia es de solo 340.000 habitantes. Otro punto a considerar es que el consumo doméstico de electricidad en ese país es de alrededor de un 5% del total, consumiendo la mayor parte la industria del aluminio, por lo que la minería de Bitcoin no va a colapsar la red.

Lo que sigue siendo sorprendente es la velocidad que ha tomado el boom de la criptominería en Islandia. En comparación con 2017 se ha doblado y parece que va a seguir aumentando.

Y no es solo Islandia, también existen informes sobre la “fiebre de las criptomonedas” en otras partes del mundo, lo que nos recuerda la controversia sobre el gasto en electricidad en el que se basa la criptominería.

Los Bitcoin surgen como premio cuando los mineros compiten por solucionar y confirmar problemas matemáticos muy complicados. Cuantos más mineros o recursos hay, más difícil son los problemas matemáticos para asegurarse que el ratio en el que salen los Bitcoin se mantenga.

Al mismo tiempo que consume mucha electricidad, este sistema es derrochador ya que gran parte de la potencia de los ordenadores se gasta en nada, simplemente en formar parte del juego.

Desde hace tiempo esta potencia computacional sobrepasa con creces la de los PCs y se mueve en los grandes centros de procesamiento y en lo chips especializados ASIC si se pretende obtener un beneficio.

Esto contrasta con el reciente boom de otra criptomoneda llamada Monero que, a diferencia de Bitcoin, puede emplear para realizar minería rentable (y anónima), las CPU de ordenadores normales.

Es fácil exagerar el consumo de electricidad, por ejemplo la reciente noticia de Newsweek en la que se sugería que la criptominería estaba creciendo tan rápido que podía consumir toda la energía del mundo para 2020.

Esto parece poco probable. O la demanda haría subir el precio de la electricidad, convirtiendo la criptominería en una actividad no rentable, o los gobiernos tomarían medidas para regular el mercado.

En Islandia la solución puede pasar por imponer una tasa a la criptominería ya que esta no requiere muchos empleados ni inversión y casi no deja impuestos.

La moraleja es clara: Islandia continúa siendo un gran país para la criptominería pero también puede dejar de serlo al enseñar al mundo como dominar las insaciables demandas del sector.

 

Para manteneros al día de las últimas amenazas haceros fans de nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter para intercambiar experiencias en torno al mundo de la seguridad. Si deseas recibir nuestro boletín de seguridad en tu correo electrónico, suscríbete en la siguiente aplicación:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.